jueves, 22 de febrero de 2018

(FILM) EL HILO FANTASMA



"Phantom Thread"

El diseñador Reynolds Woodcock (Daniel Day-Lewis) vive rodeado de mujeres, obsesionado con el recuerdo de su madre, con un ejército de costureras dando vida a sus creaciones, las princesas tocando a su puerta para vestirlas. Todas postradas a sus pies. Menos Cyril (Lesley Manville), su hermana. Menos Alma (Vicky Krieps), la mesera que se convierte en su musa. Una mujer que pareciera servir su molde de damiselas hechas a su medida tal y como sus vestidos.

Pero Alma es diferente. Lo quiere convertir en un ser humano. Él, ególatra, tirano, exasperado de su resistencia por cumplir con sus demandas. Y las subsecuentes dinámicas de poder que forman el hilo conductor de su romance. Una historia extraña de codependencia y deseo, con un subtexto que se asoma enojado, pesimista, como un espejo de las relaciones humanas, un minuto con el amor a flor de piel, al otro maldiciendo el día en que se conocieron.    

La octava película del director y guionista Paul Thomas Anderson es exquisita en cada detalle, desde el vestuario, las actuaciones de los tres protagonistas, y la partitura que la acompaña. Es también fríamente calculada, distante incluso, y demasiado extrema en su uso de arquetipos que por momentos parecen ser más la representación de un concepto que seres humanos que respiran por sí solos.

Y así llega el último acto, que eleva y aterriza las ideas que vino trabajando hasta entonces sobre el amor, la obsesión y el proceso creativo, que evoca a Hitchcock y se torna cómicamente oscuro, y que cimienta a la película como un ejercicio imprescindible para todo cinéfilo. 

Director: Paul Thomas Anderson. 
Elenco: Daniel Day-Lewis, Vicky Krieps, Lesley Manville.

Esta reseña apareció originalmente en la sección Primera Fila del periódico Mural (Grupo Reforma).


Síguenos en http://www.facebook.com/aquipepenando y en Twitter como @peperuiloba

No hay comentarios:

Publicar un comentario