jueves, 8 de febrero de 2018

(FILM) CARTAS DE VAN GOGH



"Loving Vincent"

El pintor holandés Vincent Van Gogh falleció en 1890 a los 37 años de un aparente suicidio. Un año después, su cartero de confianza envía a su hijo Armand Roulin (Douglas Booth) para entregar una carta que Vincent le escribió a su difunto hermano Theo, y es así como inicia un recorrido en el que Armand conocerá a varias personas cercanas al pintor, que murió enfermo y en la pobreza, y cuyas circunstancias de muerte le parecen sospechosas.

Los directores Dorota Kobiela y Hugh Welchman tuvieron la inusitada idea de filmar la película con actores reales, para después pintar sobre ellos con el mismo estilo que Van Gogh utilizaba, en varios casos emulando exactamente algunas de sus pinturas. Más de 100 pintores de alrededor de 20 países se encargaron de esta tarea que duró cuatro años en realizarse.

El resultado es un logro visual impresionante que ha sido reconocido con una nominación al Óscar y que provoca a uno sumergirse y quererse quedar ahí por horas. La trama funciona más como una versión olvidable de CSI: Van Gogh, pero la belleza de las imágenes y la música de Clint Mansell son suficientes para seducir y encantar. 

Directores: Dorota Kobiela y Hugh Welchman. 
Elenco: Douglas Booth, Helen McCrory, Saoirse Ronan.  

Esta reseña apareció originalmente en la sección Primera Fila del periódico Mural (Grupo Reforma).


Síguenos en http://www.facebook.com/aquipepenando y en Twitter como @peperuiloba

No hay comentarios:

Publicar un comentario