jueves, 31 de agosto de 2017

(FILM) ATÓMICA



"Atomic Blonde"

Hay un momento en Atómica en que nuestra protagonista se sube a un elevador, respira profundo, y cuando las puertas se abren se desencadena una secuencia de pelea de casi diez minutos que está filmada como si no tuviera cortes, y que es de una brutalidad y audacia tales, que conforme avanza nuestra boca se abre más y más, dejándonos exhaustos y maravillados por lo que acabamos de ver. Una secuencia que, desde ya, se convierte en un clásico del tipo, uniéndose a otras de cintas como Oldboy (2003), Niños del hombre (2006) y Revenant: El Renacido (2015).

Sobra decir que esta escena por sí sola justifica el boleto de entrada, pero afortunadamente el resto de la película se sostiene como una entrega sólida de un género de acción estilizada que tuvo un auge reciente con John Wick (2014). Esto no es coincidencia, ya que el director David Leitch co-dirigió aquella película aunque no se le dio el crédito oficial.

Basada en la novela gráfica “The Coldest City” (2012), de Antony Johnston y Sam Hart, Atómica sigue a Lorraine Broughton (Charlize Theron), una espía británica que es enviada a Berlín a finales de la Guerra Fría para recuperar una lista de nombres que compromete a agentes encubiertos.

Durante su misión, se topará con varios personajes y obstáculos en lo que se convertirá en una larga y vacía maraña de acción y espionaje con aires de un John le Carré muy light, además de un elegante soundtrack ochentero y una espectacular Theron.

Director: David Leitch.
Elenco: Charlize Theron, James McAvoy, Sofia Boutelle, Eddie Marsan, John Goodman, Toby Jones, Bill Skarsgård, Til Schweiger, James Faulkner.

Esta reseña apareció originalmente en la sección Primera Fila del periódico Mural (Grupo Reforma).


Síguenos en http://www.facebook.com/aquipepenando y en Twitter como @peperuiloba 

No hay comentarios:

Publicar un comentario