jueves, 22 de junio de 2017

(FILM) LA REINA DE ESPAÑA



La Reina de España inicia con el regreso del director Blas Fontiveros (Antonio Resines) a Madrid, donde sus antiguos colaboradores se encuentran filmando una adaptación de la vida de Isabel La Católica. Durante casi media hora somos testigos del reencuentro de Blas con estos personajes de su pasado, una introducción eterna que poco significará para quienes no hayan visto -o no recuerden del todo- a su antecesora, La niña de tus ojos (1998).

Aquella película retrató una complicada filmación durante la era de Hitler, mientras que ahora España se encuentra sometida bajo la dictadura del General Franco, en una época en la que el gobierno tenía demasiada injerencia sobre las artes. 

Nuestra historia, sin embargo, es una farsa, una comedia de situaciones que utiliza estos temas de fondo mientras retrata los sinsabores de una producción de Hollywood donde lo que importa es seguir trabajando, y la calidad y el apego histórico pasan a segundo plano. 

Una combinación que en esta ocasión no le funciona al director Fernando Trueba, resultando en una película aburrida y blanda que desperdicia el talento de su impresionante elenco, y que si acaso vale la pena por su fastuoso diseño de producción y ese enfrentamiento final que, desafortunadamente, llega demasiado tarde.

Director: Fernando Trueba. 
Elenco: Antonio Resines, Penélope Cruz, Javier Cámara, Cary Elwes, Mandy Patinkin, J.A. Bayona, Santiago Segura, Clive Revill, Jorge Sanz, Ana Belén, Chino Darín, Neus Asensi, Arturo Ripstein.

Esta reseña apareció originalmente en el suplemento Primera Fila No. 920 del periódico Mural (Grupo Reforma).


Síguenos en http://www.facebook.com/aquipepenando y en Twitter como @peperuiloba

No hay comentarios:

Publicar un comentario