jueves, 22 de junio de 2017

(FILM) FAUSTO



Fausto (Juan Carlos Barreto) es un exitoso pintor que, tras el suicidio de su esposa Ana (Rosa María Bianchi), recibe la oportunidad de viajar al pasado, a aquellos tiempos cuando eran unos jóvenes enamorados con todo un futuro por delante.

La particularidad es que Fausto puede convivir con la gente a su alrededor, presentándose como un visitante que logra inmiscuirse en la vida de su versión joven y de sus padres. Esta dinámica trae consigo todo un bagaje de dolor, arrepentimiento y nostalgia que lo llevará a intentar cambiar el rumbo de su propia vida en la figura de su contraparte. 

Si bien la trama tiene toques de fantasía, el director y co-guionista José Julián Vázquez no está interesado en explorar a detalle las repercusiones que su atractivo planteamiento acarrea, en cambio tornándose hacia el romance y la psique de sus personajes, sus traumas, relaciones familiares, y las consecuencias de sus acciones. 

En ese sentido, la película tiende a caer en el melodrama excesivo, apenas permitiendo que sus personajes (y actores) respiren y se desenvuelvan con naturalidad. Aun así, logra crear un lazo afectivo con el espectador que se mantiene hasta llegar al emotivo final.

Director: José Julián Vázquez. 
Elenco: Juan Carlos Barreto, Pablo Astiazarán, Odalys Ramírez, Rosa María Bianchi, Antonio de la Vega.

Esta reseña apareció originalmente en el suplemento Primera Fila No. 920 del periódico Mural (Grupo Reforma).


Síguenos en http://www.facebook.com/aquipepenando y en Twitter como @peperuiloba

No hay comentarios:

Publicar un comentario