jueves, 18 de mayo de 2017

(FILM) YO, DANIEL BLAKE



"I, Daniel Blake"

Daniel Blake (Dave Johns) sufre un infarto y su doctor le prohíbe trabajar. El Estado se rehúsa a pagar por esta incapacidad, atrapándolo en un espiral burocrático que parece no tener fin.

El director inglés Ken Loach ha hecho películas de relevancia social sobre los problemas de la clase media por décadas, pero esta vez pone el ojo directamente en el sistema de salud y pensiones de Inglaterra, con un énfasis en el aparente interés de ahorrar dinero por encima de ayudar a quienes más lo necesitan.

Es así como Daniel conoce a Katie (Hayley Squires), una madre soltera que es sancionada por haber llegado tarde a una cita. La película se sostiene en esta relación de mutuo apoyo y cariño, haciendo un retrato intimista de gente decente y trabajadora que sin embargo no puede contra un sistema roto.

El mensaje es claro y conciso de escena a escena, por lo que los giros que la historia toma hacia el final se sienten sobrados; habrá lágrimas, pero se extraña la delicadeza con la que se presenta el relato hasta ese punto. Dicho esto, la película se llevó la Palma de Oro en el pasado Festival de Cannes, y cuenta con dos extraordinarias actuaciones al centro en Squires y el comediante Johns.

Director: Ken Loach. 
Elenco: Dave Johns, Hayley Squires, Kate Rutter.

Esta reseña apareció originalmente en el suplemento Primera Fila No. 915 del periódico Mural (Grupo Reforma).



No hay comentarios:

Publicar un comentario