jueves, 10 de noviembre de 2016

(FILM) LA CHICA DEL TREN y MACHO



"The Girl on the Train"


"Macho"

Por azares del destino este fin de semana tenemos varios estrenos de renombre en la cartelera mexicana. Servirá para distraernos un poco quizás, pues además hay opciones para todos los gustos. La mejor de todas estas películas es –en mi opinión- La Llegada (Arrival), de Denis Villeneuve, pero hoy toca el turno de hablar de otras dos películas con nichos muy específicos y que también llegan con bombo y platillo, aunque desafortunadamente no son muy recomendables.

La chica del tren está basada en el best-seller de Paula Hawkins, que desde su publicación el año pasado se convirtió en el libro para viajeros por excelencia, y que muchos incluso llegaron a comparar a la Gone Girl de Gillian Flynn, llevada a la pantalla grande por David Fincher. La versión cinematográfica, sin embargo, es otra historia –valga la redundancia- pues algo habrá pasado en el brinco de un medio a otro que las cosas no terminaron de cuajar. La trama es sobre una mujer alcohólica que todos los días toma el mismo tren y desde ahí observa la aparentemente feliz vida de una chica que un buen día desaparece, y en cuya investigación policiaca se ve involucrada porque aquí todos están relacionados con todos. A pesar de lo telenovelesco del asunto, por momentos Emily Blunt logra elevar una película que le queda chica; su actuación es tan buena que en otro tipo de historia capaz y hasta la promovían para premios. Aquí, sin embargo, está rodeada de puros personajes con los que no empatizamos, y una primera mitad que se mueve demasiado lenta. Eso sí, no negaré que mientras la estaba viendo -y conforme se fueron revelando algunos secretos- estaba yo muy entretenido y sorprendido, pero al final de cuentas no deja de ser una película que se te olvida en cuanto pones un pie afuera del cine. 

Macho, por otro lado, es una película que viene con mucho pedigrí: está dirigida por Antonio Serrano, escrita por Sabina Berman, con participación de mucha farándula mexicana, e inspirada por aquella Modista de señoras que Mauricio Garcés protagonizara en 1969. Todo bien hasta ahí, y la película es –hasta eso- tolerable durante un ratito. Sin embargo el afán de querer agregarle más y más complicaciones hace que se vuelva insufrible y eterna, además de forzada y completamente inverosímil, incluso para los estándares de una comedia que lleva la exageración como insignia de honor. En esta versión Miguel Rodarte interpreta a Evaristo Jiménez, un exitoso, amanerado y mujeriego diseñador de modas que debe fingir tener novio para proteger su imperio. La interacción con el coprotagonista Renato López es tierna en un principio, pero conforme avanza la trama es imposible entender el por qué sigue ahí más allá de ser producto de un guion que lo quiere retener hasta el (¿anhelado?) final feliz, y que además le de corazón a una película en la que todos los demás personajes son una caricatura. Nada de malo con las caricaturas, que quede claro, pero si a eso es a lo que le tiras, entonces por qué no meterse de lleno y mantener ese tono absurdo que en algunos momentos sí le funciona y nos saca varias carcajadas (como con Zoolander por ejemplo). Cecilia Suárez –muy divertida- es quizás la que sale mejor librada, en una película que a pesar de jugar con la percepción de género e identidades sexuales -y que al final de cuentas quiere transmitir un mensaje de tolerancia y aceptación- deja a las mujeres no muy bien paradas. Menos hubiera sido más.    

La chica del tren
Director: Tate Taylor.
Elenco: Emily Blunt, Haley Bennett, Rebecca Ferguson, Justin Theroux, Luke Evans, Edgar Ramírez, Laura Prepon, Allison Janney, Lisa Kudrow.

Macho
Director: Antonio Serrano.
Elenco: Miguel Rodarte, Cecilia Suárez, Renato López, Aislinn Derbez, Manolo Cardona, Mario Iván Martínez, Ana de la Reguera. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario