martes, 4 de octubre de 2016

(FILM) MISS PEREGRINE Y LOS NIÑOS PECULIARES



"Miss Peregrine’s Home for Peculiar Children"

Mucha gente ya vio esta película el pasado fin de semana y me he topado con reacciones de todo tipo: a varios les gustó, a otros no tanto, y a otros nada. Yo soy de estos últimos -y aquí abajo les diré por qué- pero al final de cuentas los gustos son subjetivos y si creen que ésta es una película para ustedes, véanla. Yo digo que mejor pongan Netflix… and chill… pero ahora sí que cada quien.

Jake es un adolescente que pierde a su abuelo y decide ir a visitar el lugar del que tanto le habló cuando era niño: la casa de Miss Peregrine para niños peculiares, es decir, niños con poderes o características fuera de lo común que viven aislados del mundo exterior. Cuando por fin la encuentra y conoce a todos, decide quedarse un tiempo y ayudarles a defenderse de sus enemigos. Esta descripción apenas toca un poco de lo que es la trama, porque en realidad son más de dos horas de un guion bastante complicado que involucra viajes en el tiempo, romances forzados y escenas eternas que resultan en un embrollo, y para lo cual es mejor soltar el cuerpo y dejarse llevar porque, pues, no hay de otra.

A simple vista el material –basado en la novela de Ransom Riggs- parecería un perfecto vehículo para el director Tim Burton. Pero algo pasa que el simple hecho de tener a personajes, mmm, peculiares, no significa que la película vaya a ser interesante o divertida. Tiene que haber más. Y lo que hay aquí es un exceso de explicaciones y verborrea que de plano aburren. Estaba sentado ahí viendo la película y queriendo que mejor fuera la secuela para ya no tener que aventarnos tanta exposición y, peor aún, con un protagonista muy blando interpretado por Asa Butterfield, el cual me sorprende que siga consiguiendo papeles protagónicos en Hollywood porque la verdad es bastante malito actor.

Lo mejor: Eva Green como Miss Peregrine, una actriz que ni mandada a hacer para habitar los mundos de Burton, y que además derrocha carisma y belleza. El villano principal es Samuel L. Jackson, tan exagerado que de repente pareciera pertenecer a otra película. Y Enoch, el “niño” más interesante de la casa –que puede darle vida a objetos inanimados- apenas y recibe un par de escenas para brillar, pero está igual de poco desarrollado que los demás habitantes de la casa (incluyendo uno cuasi-muerto que la historia olvida cuando ya no sabe qué hacer con él).

La película quiere levantar hacia el final, con un clímax que incluye un homenaje divertido a Ray Harryhausen… pero es demasiado tarde. Se extraña al Burton de antaño, se extraña al compositor Danny Elfman, se extraña a un editor que ponga mano dura. Mejor repetir continuamente el tráiler de la película con la hipnotizante “New World” de DíSA y Benjamin Wallfisch; ese sí les quedó muy bien.

Director: Tim Burton.
Elenco: Asa Butterfield, Eva Green, Samuel L. Jackson, Chris O'Dowd, Terrence Stamp, Ella Purnell, Finlay MacMillan, Lauren McCrostie, Judi Dench, Allison Janney.

No hay comentarios:

Publicar un comentario