miércoles, 4 de noviembre de 2015

13º FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE DE MORELIA



Llegó a su fin una edición más del Festival Internacional de Cine de Morelia que -como siempre- tuvo una excelente y muy cuidada selección de lo mejor del cine mundial, así como invitados especiales de primer nivel como los directores Peter Greenaway y Stephen Frears, además de los actores Tim Roth e Isabelle Huppert; esto aunado a mucho talento mexicano sobresaliente como Michel Franco, Guillermo Arriaga y Manolo Caro, entre otros.

Así mismo, el festival volvió a presentar una ecléctica selección traída directamente del Festival de Cannes, programa que en lo personal es mi enfoque principal cada que visito este evento. En esta ocasión vi 7 películas que estuvieron en aquella competencia oficial, aunque debo confesar que he visto años más fuertes en este sentido; pocas películas de esta sección me parecieron sobresalientes.

Lo que presento a continuación es una recopilación de tuits que escribí sobre cada película que vi -18 en total- que dan una breve idea de lo que me pareció cada una y sobre las que seguramente me extenderé conforme se acerquen sus estrenos comerciales.

En orden de favoritas a peorcitas:


  
Tremenda Desde Allá. Aplausos de pie a Alfredo Castro, Luis Silva y el director Lorenzo Vigas. El miedo al amor, devastadora.


 Un verdadero placer pasar dos horas con esta mujer apasionada, aguerrida y malhablada. Lily Tomlin maravillosa en Grandma.


Nunca había visto algo como The Lobster: original, provocativa e hilarante. Crítica social mordaz sobre las relaciones humanas.


Ay Anomalisa, me dueles con tu palpable melancolía, tristeza y desolación. Aún te sigo digiriendo, pero eres algo especial. #Kaufman


Híjoles, qué fuerte He Named Me Malala. Por mil y un razones, tiene que verse.


Espléndida Crimson Peak, un cuento de horror melodramático contado en rojo pasión. Vestuario, arte, música y la Chastain aplausos.


Louder Than Bombs, un drama familiar melancólico y bien actuado que no cae en sentimentalismos.


Iba con bajas expectativas y Chronic me sorprendió. Episódica, sí, pero me pareció fascinante el hombre al centro. Ya con eso.


Our Little Sister es como la versión japonesa light de Little Women, pero aquí todo es muy bonito. Quizás demasiado.


Hoy aprendí una palabra nueva: El Apóstata. Y esta película autobiográfica tiene lo suyo, empezando por imaginación e integridad.


Seré muy lento pero a este Macbeth le entendí la mitad. Mejor dejarse llevar por las imágenes: cada encuadre una obra de arte.


Muy interesante The Program para conocer el detrás de cámaras del mundo del dopaje, aunque poco nos llevamos del propio Lance.


Un drama con tintes metafísicos es lo que ofrece Valley of Love, con Huppert y Depardieu manteniéndola a flote aunque nunca vuele.


Puntos extras para El placer es mío porque sus personajes hablan como gente real, una rareza en el cine mexicano. La peli... ahí nomás.


La pasé bien con Mia Madre pero se me hizo que la premisa no daba para construir toda una película alrededor de ella; redundante.


Gaspar Noé advierte sobre las consecuencias de nuestros actos... en 135 interminables minutos. Mucho estilo y harto sexo en Love.


Un encuentro generacional de alemanes en la Amnesia de Schroeder. Los actores lo dan todo, pero se queda en buenas intenciones.


En la española Magical Girl la estética muy limpia y las almas muy negras. Lenta y poco creíble. Moraleja: nadie es lo que parece.

No hay comentarios:

Publicar un comentario